(Tercer) Diario de una joven maniática

domingo, 3 de julio de 2011
91. Me tumbo en las piedras mirándote hasta el mediodía... si me acompañas no tengo, por eso, ni hambre, ni frío, ni miedo, ni sueño...
UN POCO DE CONTEXTO:

Hace exactamente un año, mi padre se licenció en Derecho, dándonos a todos, especialmente a su familia más cercana, el mejor motivo para zamparnos un maravilloso arroz a banda. Ah, bueno, y también el mejor motivo para estar muy orgullosos de él. Lo del arroz fue secundario. Un detalle sin importancia. De hecho, casi lo había olvidado. Ejem. (Creo que ha colado)

La verdad es que, como siempre he sido muy buena, nunca he necesitado un abogado... hasta ahora. Que yo seré buena, pero la Administración del Estado no tanto. Mejor que no sepáis más, tendría que mataros. Muaaaahaaaaahaaaa.

El caso es que estoy tranquilísima dejando mis asuntillos en sus manos, porque sé que como abogado y persona, es leal, honesto, prudente y jamás, jamás, haría nada que fuera en contra de la ley. De hecho, el otro día me dijo:

-Tienes una firma muy rara, Laura, para falsificarla es un rollo.

Lo que yo decía: nada en contra de la ley...

HASTA AQUÍ EL CONTEXTO. AHORA VAYAMOS A LO QUE REALMENTE QUERÍA CONTAR:

-Laura, ¿vas a venir a mi jura?, preguntó mi padre.
-No sé. Aclárame dos cosas. Uno: ¿qué es "tu jura"? Dos: ¿regalan chuches?

Después descubrí que la jura es un acto mediante el cual los abogados... eehmmm... juran por Snoopy o por la batería de sus Blackberrys, o sea, no sé qué de la Constitución... y no pueden cruzar los dedos... y... hay gente... y se ponen toga... ¡Vale, sí! ¡Cuando me dijo que NO regalaban chuches dejé de escuchar, lo confieso!

Entonces pensé: yo estoy en Madrid (y el monitor de Pilates también), la jura por Snoopy de mi padre es en Valencia, nos separan muchos euros de AVE... ya si eso que me manden fotos.

-Y después de la jura, el Colegio de Abogados, dijo mi padre, nos invita a mí y a un acompañante, a una cena valorada en 100 euros.

¡¡¡RENFE.ES, RENFE.ES!!! ¡¡¡COMPRAR BILLETES, COMPRAR BILLETEEEES!!! ¡¡¡VENTANILLAAAAAAAA!!! ¡¡¡CONFIRMAR, CONFIRMARRRRR!!! (Oye, que lo hago por el acto solemne, no me acuséis de superficial. Además, cualquier momento es bueno para contribuir económicamente con esta ONG que es Renfe..........)

-Oye, papi... ¿y a quién vas a llevar a la cena contigo?, pregunté poniendo mi mirada más adorable. Un momento... ¿a través del teléfono se puede ver mi mirada más adorable? ¡Maldición!
-Pues al que va a ser mi padrino en el acto de la jura.
-¿Yo voy a ser tu padrino en el acto de la jura?
-No. Mi padrino tiene que ser un abogado.
-¿Yo soy abogado?
-¡Laura, que mi padrino es mi hermano!
¡Casiii!

-Oye, papi... imagínate que POR LO QUE SEA (no sé, unos sicarios, un secuestro exprés, unos frenos en mal estado...), el tío no puede ir a la cena. ¿A quién llevarías?
-En ese caso, no creo que vaya a la cena.
-¿¿¡¡¡¡QUÉÉÉÉ????!!!! ¡¡¡¡PAPÁ, QUE ESTAMOS HABLANDO DE UNA CENA DE 100 EUROOOOOOOS!!!! ¡Tienes que ir! ¡¡¡¡Y ME TIENES QUE LLEVAR CONTIGO!!!!!
-Pero...
-¡¡¡¡¡¡¡QUIERO IR, QUIERO IR, QUIERO IRRRRRRRRRRRRRRRRRR, IIIIRRRR, CENAAAAAAAAAAAAAA, QUIERO IIIIIIIIIIRRRRR!!!!!!! (léase con tono de chillidos incómodos que se clavan en los tímpanos cual agujas afiladas)

Pero con mi padre insistir no funciona. A él se le convence más con técnicas creativas, artísticas... vamos, con un poema que ríete tú del Machado ese.

Y entonces mi padre, por no oírme/leerme, tuvo una brillante idea.

-¿Quieres venir a la cena conmigo?

-Si insistes...

Persona-con-la-que-vivo no acababa de entenderlo...
-Pero, ¿por qué tienes tanto interés en la cena? ¡Si tú no comes marisco ni un montón de tipos de carne! Es más, ¡si sólo te gusta el pollo!

-¡Pues por eso! ¡Porque quiero probar un pollo de cien euros!

-Me parece que eso no es exactamente así...

Vamos a ver: ¿cómo que por qué tengo tanto interés en la cena? La respuesta es muy fácil: ¿cuándo, eh, cuándo, voy a poder yo disfrutar de una cena de 100 euracos?

Que vamos a ver... yo puedo permitirme una cena de 100 euros todos los días. Es más, ¡puedo permitirme una cena de 100 euros dos veces al día! Lo que pasa... lo que pasa es que... tengo otras prioridades en las que gastar el dinero. Sí, eso.

Y ahora, por favor, un llamamiento: si hay alguien experto en protocolo leyendo estas líneas y puede darme un curso exprés sobre cómo comportarme y usar los miles de cubiertos, -partiendo de la base de que a mí lo que me gusta es comer con las manos- ya sabéis dónde encontrarme: en la piscinaaaaa...

posted by LauraConChocolate @ 17:28  
8 Comments:
  • At 4 de julio de 2011, 17:46, Anonymous Otoño said…

    Yo todo eso lo aprendí viendo Pretty Woman, lo único que tengo claro es cuál es el tenedor de la ensalada! jajaja (a lo mejor hay ensalada de 100 euros)

     
  • At 4 de julio de 2011, 17:58, Anonymous marijose said…

    Yo tengo una regla básica que nunca falla: "De fuera hacia dentro" xDDD que dicho así, pues parece hasta indecoroso, pero es la única forma de no equivocarse. Empiezas con los cubiertos que están más afuera y luego vas siguiendo en orden. En las cenas finas lo voy diciendo en plan mantra para no perderme!

    A todo esto, que digo que yo soy abogada (bueno, estoy colegiada) y mi "jura" fue leer un papel sentada en un escritorio cutroso en medio de un pasillo delante de un funcionario que estaba a su bola una mañana cualquiera. Vamos, que ni toga, ni cena de 100€, ni invitación... ¡¡¡el colegio de abogados de Madrid es una chusta!!! La próxima cuota no se la pago y me gasto el dinero en la cena que me deben! xD

     
  • At 4 de julio de 2011, 18:24, Blogger susana said…

    Yo también quiero una cena de cien euros! que la disfrutes. Un beso.

     
  • At 5 de julio de 2011, 10:20, Anonymous El Hidalgo Informático said…

    El tercer tenedor empezando desde la derecha sirve para rascarte la espalda, el segundo cuchillo a la izquierda es para acojonar a los asistentes haciendo como que te cortas las venas...

    Déjate de pollos y cubiertos y reserva una buena cuchara para los postres que seguro que hay mucho chocolate!! jajaja.

    A disfrutar pues!

     
  • At 5 de julio de 2011, 18:22, OpenID ipodgirl said…

    Espero que la cena no sea de esas mega-caras pero que todo es a base de miniaturas con las que al final te vas con el mismo hambre que llegaste... xDDD
    Besotes!!!!

     
  • At 5 de julio de 2011, 22:56, Blogger blue said…

    pero Laura... si no eres abogada, ni comes el tipo de cosas que ponen en esas cenas... ¿merecia la pena tanta barraquera al pobre de tu padre? XDD

    si de verdad le mandaste esa "poesia"... no tengo palabras XD

    JAJAJAJAJAJAAJAJ

    en cualquier caso, disfruta! y come aunque no te guste que vale 100€

    (de eso se trataba el asunto no? XD burro grande, ande o no ande... jajajaja)

    besitooooos! =)

     
  • At 6 de julio de 2011, 12:36, Blogger Summer said…

    ¡¡¡qué blog tan divertido!!! Me encanta, a partir de ahora formas parte de mis favoritos!!!!!!!!!!

     
  • At 7 de julio de 2011, 23:45, Blogger ann said…

    paásatelo muy bien y disfruta de la cena. Me ha gustado tu blog pero no encuentro los seguidores por ninguna parte y no se cómo hacer para seguirte! muchos besos

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER