(Tercer) Diario de una joven maniática

viernes, 27 de mayo de 2011
87. Porque nada es importante cuando hacemos los recuerdos por las calles de Madrid...
El gimnasio, oh, el gimnasio.

El gimnasio es ese lugar donde aprendes los pilares fundamentales por los que se rige nuestro Universo, como por ejemplo, que los sujetadores deportivos son anti-eróticos y anti-estéticos. No sujetan: camuflan. Os digo una cosa: si existiese un sujetador deportivo para tripa y nalgas, parecería que todas tenemos la talla 36. Ahí lo dejo... En fin, no importa: siempre nos quedará el push-up París...

El caso es que enfundada en mis mallas, mi camiseta y mi sujetador deportivo, estoy viviendo situaciones de lo más peculiares y dándome cuenta de que el género humano es totalmente imprevisible y ahí, reside su encanto.

Os cuento: una señora se me ha enamorado del profesor de Pilates.

Así, en ciento veinte minutos, los equivalentes a las dos clases que nos ha dado este chico hasta ahora. Yo notaba las risitas tontas de todas las señoras cada vez que el profe, llamésmole... llamémosle para tomar unas cañas, digoooo, llamémosle Daniel (que es como se llama) soltaba alguna broma. También notaba que cuando Daniel decía "concentrad la mirada en un punto fijo", las señoras tomaban los glúteos de Daniel como punto fijo. Y por supuesto, notaba cómo, tras terminar la clase, todas se acercaban en corrillo a él y le decían: pues me duele aquí, pues respiro mal, pues explícame otra vez cómo hacer "la pirámide", pues si te quitas la camiseta es más fácil seguirte (vale, quizás esto último me lo he inventado)

Hoy, después de terminar la clase, me he ido rauda y veloz a la cinta de correr, porque el Pilates está muy bien para mejorar posturas, tener fuerza y equilibrio y controlar la respiración, peeerooo... si lo que queremos es que el bikini nos quede divino, de la cinta de correr no nos libra ni Dios.

Y en cuanto me he subido, la señora enamorada se me ha puesto en la cinta de al lado y me ha dicho:
-El Pilates está muy bien, ¿verdad?
-Sí... -contesto desenrollando los auriculares de mi mp3.
-Y... el chico lo hace muy bien, ¿a qué sí?
-Sí... - contesto poniéndome el auricular izquierdo en la oreja.
-A mí me encanta. Es que nos trata con mucho cuidado.
(Mujer, no va a usarnos como sacos de boxeo)
-Claro, estamos empezando poco a poco -, digo yo poniéndome el auricular derecho.
-Y SE LE VE TAN BUENA PERSONA...

¡Ah, no, no, no! ¡Por ahí sí que no, señora! ¡No lo sabemos! ¡Lo conocemos 120 minutos, la mayoría de los cuales se pasa torturándonos con posturas imposibles! ¡Podría dedicar su tiempo libre al crimen organizado y no lo sabríamos! ¡O a cazar delfines! ¡O a manipular cajeros automáticos! ¡Podría robar las contraseñas que utilizamos para la banca online! O peor aún... ¡Podría ser fan de Justin Bieber! (Ups, perdón)

Así que me he puesto la radio y le he dado caña a la cinta, mientras observaba cómo la señora seguía todos los movimientos del monitor. Hasta se ha puesto un poco nerviosa cuando ha salido a fumar y lo ha perdido de su campo visual.

Cuando veinte minutos después he terminado, me ha dicho:
-Ah, pues has sudado.
¡Nos ha jodío! ¡Es que si voy al gimnasio y no sudo, pido que me devuelvan el dinero!

En fin, ya os contaré cómo evoluciona este peculiar enamoramiento. Ya me veo dentro de dos semanas teniendo que decir:
-Oye Daniel, que dice la señora de ahí que si no tienes nada que hacer el sábado, le gustaría ir contigo a mirar obras y hacer cola en el ambulatorio para pedir recetas...

Ji, ji, ji.
posted by LauraConChocolate @ 13:26  
9 Comments:
  • At 27 de mayo de 2011, 13:31, Anonymous Menganita said…

    Anda, pero si sigues viva... :)

     
  • At 27 de mayo de 2011, 13:34, Anonymous El Hidalgo Informático said…

    Ainsss ese gimnasio! La verdad es que pasan cosas curiosas por ahí. Yo en el que estoy ahora mismo hay una vista muy variopinta de gente que acude a ese gimnasio.

    Y lo más fuerte es toda la peña que va a mediodía! Yo lo tengo al lado y tengo tiempo para mi clasecilla de spinning, pero que esté medio petado a las 15 de la tarde es un dato muy curioso.

    A seguir dándole duro a la cinta y ánimo!!

     
  • At 27 de mayo de 2011, 14:22, Anonymous Otoño said…

    Yo me estoy mentalizando para salir a correr y volver con la batuka!! jaja el pilates me resulta mortal!
    Un beso!

     
  • At 29 de mayo de 2011, 0:19, Blogger blue said…

    Jajajajajajja precisamente mi proximo post (si algun dia me siento con el blog y no me paso las horas leyendo a los demas) va a ir mas o menos del gym... Ya veras, que va a estar tambien cachondoete... jajajaja

    Estabas muy perdida =( escribenos historietillas mas a menudo que te echamos de menos!

     
  • At 29 de mayo de 2011, 12:40, Blogger Shiver said…

    ¡Tu por aquí!
    El gym, ese sitio donde no he estado nunca, ni pienso estar.
    "Señoras que se enamoran del profesor de pilates" LOL
    ¡Vuelve pronto por aqui que se te echa de menos!

     
  • At 29 de mayo de 2011, 16:36, Anonymous Héctor said…

    Jajjaja ya echaba de menos alguna entrada tuya!!siempre me alegra leerte y ver que las cosas tan extrañas que te pasan no cambian jejej, siempre entro con la ilusión de leerte y cuando encuentro algo nueveo...mmmm ( <---eso es para darte un poco de presión y no nos dejes abandonados!!)...
    A mi los profesores de los gimnasios me recuerdan (algunos) a un torturador si piedad, siempre recordaré una clase de abdominales impartida por un chica que sin conocerla me hizo odiarla ( solo durante esa clase); era algo así como: venga chicos 5 abdominales más, yo las cuento, y 1, y 2, y 3 , y 3, y 3 ( oyeeee que pasa con el 4, que no llega??),y 3, y 4, y 3 ( si vamos!, hacia atrás no llegamos nunca al 5), y 5 ( por fiiin!), venga chicos 5 más ( en serio? ¬¬ estas habías dicho que eran las últimas)....jejeje.Besitos!!

     
  • At 29 de mayo de 2011, 23:38, Blogger Isabella said…

    Yupiiiii! Has vuelto! :)
    aaai el gimnasio ,el gimnasio.. mundo peculiar...

     
  • At 1 de junio de 2011, 3:02, Blogger Eterna reflexion said…

    es la primera vez q paso por aqui, me ha parecido una entrada divertida :)

     
  • At 5 de junio de 2011, 22:27, Blogger Chica Gris said…

    El gimnasio, que gente más rara pasa por allí... Jajajaja

    Un besito :)

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER