(Tercer) Diario de una joven maniática

viernes, 16 de septiembre de 2011
98. Voy a mirar el correo, a ver si te leo y me bajo a buscar un bar donde beberme tu ausencia y mi soledad...
Llevo mucho tiempo conviviendo cada día y cada noche con un ser asqueroso y repugnante.

Oh, no... un momento... ¿cómo se os ha ocurrido pensar que estaba hablando de persona-con-la-que-vivo? ¡No tenéis vergüenza ni la conocéis!

Me refería a Honguito. Honguito es como he bautizado al ser asqueroso y repugnante que vive debajo de mi uña anular de la mano derecha.
(Honguito, con su mejor sonrisa, posando en el fotomatón)

Hace varios meses, me di cuenta de que algo estaba creciendo ahí dentro. Pero en cuanto comprobé que podía hacerme la manicura o comer chocolate con normalidad, no le di importancia.

-Ya se irá, pensaba.

Pero no se iba. ¿Por qué?, os preguntaréis. Yo os lo digo: porque convivir conmigo es guay. ¡En serio! Mirad, la mayoría de gente suele tener muchas manías en casa, o aburre con interminables listas de normas a sus compañeros de piso. ¡Yo no! ¡Yo no tengo reglas, ni normas, ni manías domésticas! Sólo un pequeño "consejito", que reza así:
-Haz todo lo que yo diga, quiera o necesite.

¿Veis? ¡Es una minucia! Y la prueba de ello es que persona-con-la-que-vivo está encantado y da gracias al cielo cada día, aunque de una forma un tanto peculiar: se sienta en el suelo, se agarra de las rodillas, y con lágrimas en los ojos empieza a balancearse hacia atrás y hacia adelante mientras grita: ¿¡¡Por qué, por qué, por qué yooooo??!!

Lo que yo decía: la felicidad en persona. Todos los habitantes de mi casa son felices. Vale, a lo mejor ayer mi pez saltó de la pecera, se suicidó y me lo encontré tieso en la alfombra (H-E-C-H-O 100% V-E-R-Í-D-I-C-O) pero eso fue porque tendría otro tipo de problemas: no llegaría a fin de mes o al adoptarlo lo separé de la peza con la que se enrollaba en la tienda, vetetúasaber...

Volviendo al tema, decía que Honguito estaba encantado de vivir en mi uña, pero yo no tanto. Ays, no sé, es que estas personas que se instalan sin preguntar... no me parecía educado. Así que pensé en eliminarlo, y le pregunté cómo al hombre a quien le consulto todo cuando mi padre está ocupado: Google.

Google empezó a decirme que en ocasiones, era necesario extirpar la uña por completo para que el hongo desapareciera.


¿¿¡¡Perdonaaaa???!! Había torturas menos sádicas en la Inquisición, ¿sabes?

-Tienes que ser valiente, me dije. Hoy sólo es un hongo que vive en tu uña, pero mañana puede exigirte una pensión y la mitad de todos tus bienes materiales, o sea, la mitad de tu mp3 rosa.

Así que fui SÚPER VALIENTE:

-Mira mami... tengo esto en la uña... ¡PERONOQUIEROIRALMÉDICO, NO, PORFAVORCÚRAMELOTÚ!

Y mi madre erre que erre en que tenía que ir al médico. Y yo erre que erre en que no.

Entonces... ¿vosotros recordáis cuando en este post conté que algo misterioso se había metido en mi ojo y como no salía, tuve que ir al médico? Pues... no hay que ser muy inteligente para deducir que fue mi madre la que me metió ese algo misterioso en el ojo SIN QUE ME DIERA CUENTA para obligarme a ir al ambulatorio. Ya, ahora estaréis pensando: "¿Cómo te meten algo en el ojo sin que te des cuenta, alma de cántaro?". Y yo diré: "Nunca infravaloréis el poder de una madre".

Total, que mi madre me llevó al médico para ver ese "algo misterioso" que no había caído en mi ojo por casualidad, sino que ella había puesto ahí con premeditación y alevosía. En la sala de espera, le dije:
-Mami, no digas nada de la uña. ¡Yo he venido aquí a hablar de mi ojo!

-Vale, cariño.

LOS COJ*NES.

-¿Le puedes mirar esta uña, por favor?, preguntó mi madre cuando lo del ojo estaba solucionado.

Entonces la médico me dio un líquido con el que MATAR a Honguito.


Pero Honguito no moría. ¡Nos ha jodido! Tenía alojamiento gratis en mi uña, y tal y como está la situación de este país, como para independizarse y comprarse una casa propia. Además, ¿creéis que los bancos están como para conceder hipotecas a hongos?

-Tienes que ir a tu médico en Madrid, Laura, y que te den unas pastillas, decía mi madre, la mujer que mete cosas raras en los ojos de su hija para obligarla a ir al médico.

Mi madre se cree que ir al médico en Madrid es algo sencillo para una valenciana. Que pides cita y te la dan. Repito:

LOS COJ*NES.

A lo mejor, cuando esa valenciana lleva las últimas tres facturas de meses impares del teléfono, la fotocopia compulsada del DNI de su abuelo, original y copia de la partida de nacimiento del vecino del segundo, la orla de su facultad en formato DIN A-3 y enmarcada, los tickets de los últimos doce peajes por donde ha circulado y tres macarrones sin hervir que rebotan en el suelo, a lo mejor ahí, y sólo ahí, a una valenciana le dan cita en el médico de Madrid.

Y si esa valenciana quiere la cita para este año, entonces, además de lo anterior, tiene que bailar una sevillana vestida de fallera en la sala de enfermería.

Pero como yo soy muy persistente, lo conseguí.

Le enseñé la uña a mi médica (muy maja, la verdad) y le conté mi historia:

-... pero mi hongo no desaparece porque hay crisis y aquí tiene alojamiento gratis con pensión y completa y... ¡¡¡no me extirpes la uña porfa plis que la necesito para hacerme la manicuraaaaaa!

Entonces me recetó unas pastillas con posibles efectos secundarios, entre ellos, dañar el hígado. Ajá. ¿Por aniquilar a un pobre hongo que ni llora por las noches, ni hace ruido, ni se deja los platos sucios en el fregadero, puedo fastidiarme el hígado? ¡Pos vaya!

La cuestión es que hoy he empezado el tratamiento y tengo exactamente 30 días para convencer a Honguito de que se vaya de mí. Si hace falta, yo le ayudo a buscar un piso compartido y le pago el primer mes de alquiler. Pero que se vaya, por fi, porque si no, voy a tener que volver al médico y... ¿volver yo al médico?

¡¡¡LOS COJ*NES!!!

posted by LauraConChocolate @ 17:15  
12 Comments:
  • At 16 de septiembre de 2011, 20:08, Blogger Jorge Arbenz said…

    Me has alegrado la tarde, ConChocolate. En cuanto he visto tu comentario en mi blog, ya me ha entrado la risa, porque estaba seguro que hoy tocaba sesión de humor valenciano.
    Besos ( con chocolate, pero en plan legal)

     
  • At 17 de septiembre de 2011, 0:08, Blogger Lalaith said…

    Yo tuve un hongo en un dedo del pie durante tantos meses que le dio tiempo a formar una familia y expandirse al dedo de al lado... cuando vi indicios de que querían colonizar un tercer dedo ya me pareció abusivo y también tuve que ir al médico a que los "eliminara"... Me dio un poco de pena, después de tanto tiempo todos juntos, pero la vida es así y hay que seguir adelante.

    Me reido mucho con tu post :)

    Saludos!

     
  • At 17 de septiembre de 2011, 10:41, Blogger susana said…

    No me extraña que no quiera irse de tu dedo. Se lo pasará en grande. Suerte. Un beso.

     
  • At 17 de septiembre de 2011, 19:38, Anonymous missmole said…

    Jajaja, yo también me instalaría en tu dedo para ser testigo de la mitad de lo que te pasa ...

    Ahora en serio, el tratamiento tópico que te recetaron era Odenil en laca de uñas? Si no, vuelve a probar con eso que es super efectivo y no te daña el hígado.

    Es caro y como ahora andan recetando sólo los medicamentos más baratos (y no los más eficaces) puede que no te lo hayan recomendado.

    Besitos

     
  • At 18 de septiembre de 2011, 8:37, Anonymous Anónimo said…

    Vaya, que post mas divertido de principio a fin; te tengo que decir por experiencia que los hongos aparecen cuando se tiene el sistema inmunitario bajito, si no se va, tendras que ir al médico.
    Besos

     
  • At 21 de septiembre de 2011, 13:49, Blogger Summer said…

    Pues a mi me gusta honguito, es muy mono y te habrá cogido cariño. No quiero que se vaya!!! No se puede ser rubia, de éxito y sin hongos. Hay que elegir como mucho 2 de 3!

     
  • At 22 de septiembre de 2011, 19:51, Blogger Oscura said…

    Va, venga, solo es un honguito. Es más pequeño que tú, más débil que tú y más tonto que tú.
    Y lo que es más importante: tiene más miedo al matasanos que tú.
    Seguro que se larga para no ver otra vez al bata blanca y todos contentos :)

     
  • At 25 de septiembre de 2011, 21:25, OpenID ipodgirl said…

    Le estás cogiendo afición a lo de ir al médico eh? :P
    Seguro que con las pastillas el hongo se da por vencido y huye. Y si no... hazle la vida imposible para que se vaya!
    Besotes!!!

     
  • At 26 de septiembre de 2011, 23:03, Anonymous Shows para eventos empresariales said…

    No te preocupes que con los tratamientos se van, ojala no tengan que quitarte la uña completa! todo va a salir bien!

     
  • At 29 de septiembre de 2011, 14:32, Anonymous nella said…

    Yo tb tengo uno en el meñique, y me pasó como a tí, mientras pudiera pintarme las uñas...
    Fui al médico, me dijo q no podía pintarme las uñas en UN AÑO!!!! me mandaron una pastilla durantes 3 meses (lamisil) xo quincenales, con mucho efectos secundarios; al acabar la primera caja, yo sufría tooooooodos los efectos posibles asi q tuve q dejarlo, y estoy con un "esmalte" (odenil) y parece q funciona!!!! Así q en cuanto pueda me pinto las uñas, y q sea lo q mi hongo quiera :)

     
  • At 29 de septiembre de 2011, 18:12, Blogger Manzana de caramelo said…

    Yo tambien tuve un pez suicida!!! se cayó por detrás del mueble, conseguimos sacarle vivo de detrás jajaja, luego le metimos en la pecera...y le faltaban escamas y todo...yo no se como sobrevivió después de esa aventura xD

    Besitos de caramelo

     
  • At 19 de octubre de 2011, 18:50, Blogger blue said…

    jajajajajjaajaja no te preocupes! honguito se irá... entenderá que hay mas vida, y mejor jajaja lejos de tu uña!

    y tranquila con el medicamento, TODOS tienen efectos secundarios... y este es por una buena causa: que se independice honguito! XD

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER