(Tercer) Diario de una joven maniática

sábado, 30 de mayo de 2009
61. Os levantasteis y al salir, desde la puerta creo que te vi, girar la cara y sonreír. Guiñaste un ojo y después os perdisteis por Madrid...
Los vampiros existen.

No lo sé porque haya leído la saga de Crepúsculo (que no), ni porque esté enganchada a True Blood (que sí).

Lo sé porque se han bebido mi sangre.


He tardado en descubrirlo, pero ahora ya no tengo ninguna duda. Llevo dos semanas yendo al médico a recoger los resultados de los análisis y siempre me encuentro con la misma respuesta:
-Todavía no están... es que los han mandado a tal hospital... es que tal hospital está de obras y...

¡Ja! A mí no me engañas, doctor. Has vendido mi suculenta sangre a un vampiro y nunca jamás voy a recuperarla.

Sobre quién es el vampiro, tengo dos sospechosos: las dos señoras que en mis dos visitas al ambulatorio en busca de mis resultados, han intentado interactuar conmigo en la sala de espera.

VISITA 1. SEÑORA 1. LA IMPORTANCIA DE DEJAR PREPARADA LA COMIDA LA NOCHE ANTERIOR.

Llegué a la consulta con diez minutos de antelación y enseguida se me acercó la mujer. En aquel momento no le vi aspecto vampírico, pero ahora que lo pienso, seguro que rondaba los 200 años.

-¿A qué hora te han dado?, preguntó.
-A las 8.55.
-Ah... pues si no te importa, voy a pasar antes.
-¿Perdón?
-Sí, sí, es que hoy tengo invitados a comer y tengo que preparar un montón de cosas, y...

En pleno discurso y ante mi atónita expresión, el médico abrió la puerta y me llamó. Ella se adelantó corriendo para contarle su rollo, pero el hombre de la bata blanca fue tajante:
-Sí, sí, claro, claro. Venga Laura, pasa.

¡Tomaaaaa! ¡Tomaaaaaaa! ¡Y devuélveme mi sangre, traidora!

VISITA 2. SEÑORA 2. LA IMPORTANCIA DE SER UNA COTILLA.

Llegué igual de puntual que la vez anterior y me senté al lado de otra señora. Craso error, pero no iba a quedarme de pie. Además, ingenuamente pensaba que podría ponerme a leer. En aquel momento, esa mujer no parecía una vampira, pero por la dentadura, bien podría serlo.

-¿Llevas la chaquetita al revés?, me preguntó. (En serio, ¿qué le pasa a la tercera edad en este barrio?)
-No, es así...
-Ahhhh, que es así modernita. Es que te había visto estas costuras y pensaba que estaba al revés. Pero ya veo, ya, que vas muy moderna tú.
(Sí, una fashion víctim soy ahora, no te digo...)

Y me habló de su vida, del poco tiempo que dedicaban los médicos a los pacientes... hasta que entré en la consulta y me dijo el médico, por segunda vez, que los análisis no estaban.

-¿Qué no están? ¡¿QUE NO ESTÁN?! ¿A quién le has vendido mi sangre, eh? ¿A quiééééén? Y lo más importante: ¿no podemos ir a medias con los beneficios económicos?

En fin, el médico me pidió el teléfono para llamarme cuando estuvieran, pero... ahora me doy cuenta del terrible error que cometí. Va a darle mi número al vampiro que se está bebiendo mi sangre, y entonces me localizará...

... y vendrá a por el resto. Pero no os preocupés, he tomado medidas. Persona-con-la-que-vivo dice que últimamente me huele el aliento... pero no es eso. Es que llevo siempre escondido en el bolsillo unos dientes de ajo...

posted by LauraConChocolate @ 12:54  
19 Comments:
  • At 30 de mayo de 2009, 13:21, Blogger Nebulina said…

    xDD hacs bien, que a mí ya me robaron la sangre una vez y es muy desagradable :(
    Un besazo!

     
  • At 30 de mayo de 2009, 13:41, Blogger chapete said…

    los vampiros tambien estan en crisis???

    pues nada, una bufanda de ajos, que es lo mejor, aunque da un calor que no veas...


    chauuuuuuuuu

     
  • At 30 de mayo de 2009, 16:42, Blogger Juliiiii said…

    Interesantísima teoría (buf, últimamente estoy rodeada de ellas, aunque sean para tratar de descifrar de qué irá la 6ª temporada de Lost, jajajaja), pero te voy a comentar mis impresiones y por qué creo que yerras al considerar sospechosas a las dos señoras (y te lo dice alguien que se ha leído esas sagas de vampiros y alguna más, jeje):

    La 1ª no es una vampira, no porque por la mañana una vampira no pueda ir por la calle, que puede, sino porque los vampiros no tienen tanta jeta. Tienen colmillos, eso sí.

    La 2ª, a pesar de su dentadura, tampoco puede serlo porque los vampiros suelen ir a la moda (hay tantos ejemplos en las revistas del corazón...).

    Por tanto, espero que Persona-con-la-que-vivo esté preparado, porque lo que te voy a anunciar te va a helar la sangre (je): el vampiro es...


    ¡¡¡¡EL MÉDICO!!!! ¡¡¡Y sabe tu número de teléfono!!! ¡¡Ajooooooos, muchos ajos necesitarás!!

    En fin, que genial el post y la trama que has creado ;-)

    Molts besets!!!

     
  • At 30 de mayo de 2009, 19:01, Blogger Pegotitos said…

    Ea, ea, vampiros o no... que mania que tienen las viejunas que se tiene que interactuar con el prójimo quiero o no quiera el susodicho. Lo mejor es ponerse el Ipod y hacer como que no las escuchas. Al final se cansan...

     
  • At 30 de mayo de 2009, 20:44, Blogger carmncitta said…

    Yo también tengo una chaqueta así rara con las costuras por fuera y unos cortes ¬¬ y los abuelos siempre me preguntan porque la llevo rota, si me la vendieron así y por qué me la pongo al revés, jajajajajajaa. En el fondo es divertido xDDDD

    a ver si te dan pronto los resultados

    muuuuaks

     
  • At 31 de mayo de 2009, 18:36, Blogger acoolgirl said…

    JAajaja!!! ¿Y no llevas ningún crucifijo?¿Y una bala de plata?? Jajaja!!!

    Las abuelas colonas son peor que cualquier vampiro... te lo digo en serio... que las veo todos los días luchar con dientes y uñas por un asiento en el bus.

    Un besitooo y vigilaré más a los yayos a partir de ahora.

     
  • At 31 de mayo de 2009, 19:11, Blogger MeMyself&I said…

    Estás como una cabra!! jaajajajjajajajaa... que miedo, los vampiros! y por la noche ya duermes bien?? Yo no podría... jeje

    Un besoo!

     
  • At 1 de junio de 2009, 0:06, OpenID ipodgirl said…

    Mejor que te digan que todavía no están los resultados por culpa de unas obras a que te dijesen que te los tienen que repetir... Entonces sí que empezaría a pensar que los vampiros existen xD
    Besotes!!!

     
  • At 1 de junio de 2009, 12:09, Blogger CMQ said…

    a mí una vecina superhipermegametomentodo de mis padres me preguntó una vez si no me daba vergüenza ir así por la calle ("así" era con los bajos de los vaqueros deshilachados, nada más, I promise), porque a mí madre le podrían sacar los colores por las pintas de su hija. Me dieron ganas de mandarla a tomar "por ahí", pero eso sí habría sacado los colores a mi madre... a quien, por otra parte, no importa lo más mínimo cómo lleve yo el bajo del pantalón.
    Cosas de viejunas...
    Me ha encantado el post, Laura, divertidísimo, como siempre. Besos.

     
  • At 1 de junio de 2009, 15:47, Blogger James Joyce said…

    Lo sabía!! Los médicos no son de fiar, por algo los llaman matasanos!

    Besos

     
  • At 2 de junio de 2009, 16:30, Blogger Evamar said…

    Jajaja, espero que por lo menos tu sangre no se haya perdido y tengan que repetirte lo de la extracción.

    Respecto a lo de las viejas en la sala de espera, yo en cuanto llego saco el libro del bolso y pongo cara de profunda concentración para evitar cualquier intento de charla, hasta ahora siempre me ha funcionado :)

    Besitos wapa!!

     
  • At 2 de junio de 2009, 16:35, Blogger Nais said…

    Jajajajaja, yo creo que si, que hay un vampiro por ahi que tiene tu sangre jajaja.
    Mucho cuidado que si va a buscarte y te muerde y te conviertes en una vampira tal vez no te des cuenta.
    Un besazo.

     
  • At 2 de junio de 2009, 17:04, Blogger Eris said…

    mñana empiezo yo mi deambular por ambulatorios gracias a una faringitis de este finde... rezaré para que no me manden otr análisis, pero tú si que tienes que rezar para que no hayan perdido tu sangre y te quieran hacer otro :P jajajaj

    bessitos

     
  • At 3 de junio de 2009, 17:39, Blogger De2en2 said…

    ¡Qué vampiro ni que gaitas! el médico es un latinlover mu avispao. Todo es una estrategia para conseguir tu número de teléfono. La señora 1 es su madre y la 2 su tía. No saben na ni na.

     
  • At 3 de junio de 2009, 20:52, Anonymous missmole said…

    Jajaja, al final me vas a hacer coger aprensión a los análisis de sangre ...

    Sabía que había lista de espera para las intervenciones pero no para los resultados de los análisis!!

     
  • At 5 de junio de 2009, 21:32, Blogger Jovekovic said…

    Creo que deberías exigir un chocolate con nata y cruasanes después de cada extracción, sería lo mínimo después de lo que te hacen sufrir las señoras malas.

     
  • At 6 de junio de 2009, 19:40, Blogger Mariano Zurdo said…

    Pues con el temita de la crisis está la sangre tirada de precio, lo sé yo que soy un vampiro de tres al cuarto...
    Besitos/azos.

     
  • At 7 de junio de 2009, 19:28, Anonymous Yulian said…

    No te preocupes que donde hay venas ahi sangre, es lo ke he aprendido durante estos 2 años que llevo estudiando enfermeria.

    Para los futuros enfermeros el hecho de poder encontrar sangre en una persona ocupa el 85 por ciento de nuestro tiempo (esto está contrastado con un estudio interno realizado en la hora del desayuno entre mis compis de clase)... simpre nos estamos fijando en las venas de nuestros amigos (a mi se me ha pasado por la cabeza en más de una ocasión aquello de: qué lastima no tener una agujita por aqui porque si este se descuida lo dejo seco, jejeje).
    Es como una especie de reto entre nosotros, competimos por ver cuántas veces podemos extraer sangre a la primera en distintos pacientes, o cuantas vias podemos podemos coger en una mañana o vemos que servicio es en el que podemos pinchar más veces al dia.

    ¿Qué se le va a hacer? Creo que la sangre nos atrae a los enfermeros, lo llevaremos en nuestra sangre. Jejeje... no te quejes. Lástima que no vivo en Madrid, pero te prometo sacarte la sangre la próxima vez y de forma indolora.

    P.D. : me rio mucho con tus posts

     
  • At 8 de junio de 2009, 15:29, Anonymous El Hidalgo Informático said…

    juer la teoría del vampiro no es ninguna tontería... con el tiempo que ha pasado a saber dónde para tu sangre.

    Lo peor es que si sigue así la cosa se puede volver en una peli de terror... Imagina al médico llamándote y diciéndote: Laura, tienes que volver a pincharte!

    Segundas partes nunca fueron buenas, así que ves cruzando los dedos, jajajaja.

    Un besazo.

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER