(Tercer) Diario de una joven maniática

sábado, 2 de agosto de 2008
34. Tú querías el mundo, para mí el mundo empezaba en tus pies.
Este post es la clara demostración a mi padre (que fue quien me lo pidió) de que no sólo tengo sentido del humor para reírme de mis seres queridos (que también, pero eso es una muestra del gran cariño que les tengo ;-) sino también, y sobre todo, tengo sentido del humor para reírme de MÍ. Así que, trago aire, y cuento aquel episodio playero que por mi culpa le tocó vivir a mi padre... pobrecito.

Allá vamos.

Esto que veis en la foto no es un montaje con el Photoshop. Ojalá. Estas gafas tan feas, tan espantosas y tan ortopédicas, existen. Y son mías.

Si un licenciado en Oftalmología con un posgrado en campimetría y funciones visuales me las hubiese recetado, vale. ¿Quién soy yo para desafiar a la Medicina? Pero que este engendro ortopédico sea simplemente un "regalo" de una de las personas que se supone que más me tienen que querer, no tiene gracia. Papá, la próxima vez que pienses en un regalo, valora también la opción "coche" :p

El motivo por el que tengo unas GAFAS DE BUCEAR GRADUADAS (que eso es lo que son) es para que nadie que venga conmigo a la playa pueda pensar que me he ahogado. Y no es que yo no sepa nadar o que estas gafas aerodinámicas me hagan flotar. El problema es que tengo un defecto de la visión consistente en que los rayos luminosos procedentes de objetos situados a cierta distancia del ojo forman foco en un punto anterior a la retina. Vamos, que soy miope. Que ya le vale a la genética, mi hermana se queda con la altura de mi padre y yo con la miopía. ¿Qué clase de discriminación es esta?

NARRACIÓN DE LOS HECHOS.

Mi padre y yo fuimos a la playa, horas antes de que saliera mi tren de vuelta. La conversación fue agradable, o lo que es lo mismo, no volvió a decir que nunca pensó que pudiera ser guionista.

Me quité las gafas para tomar el sol y luego decidí sumergirme en las agradables aguas del Mediterráneo. Intenté seguir una línea recta para que al salir pudiera encontrar a mi padre sin ninguna dificultad (recordatorio: soy miope) y tomé como referencia a una pandilla que estaba jugando con una pelota.

La pandilla se iba desplazando hacia la izquierda por los movimientos del juego y yo no dudé en hacer lo mismo, pensando que era la corriente la que se los llevaba. Además, di tres volteretas y ya estaba mareada. Vamos, que casi me creo que he llegado buceando a las Baleares.

Empecé a andar hasta la orilla, entornando los ojos para encontrar, entre la multitud de toallas, mi reconocible toalla de La Sirenita (que tiene gracia la cosa, me voy a Valencia pensando que en casa tengo de todo, y cuando llego me encasquetan esa toalla. ¡Si lo llego a saber me compro una!) Había hombres tomando el sol, pero ninguno era mi padre. Estuve un buen rato andando entre la gente y acercándome a ellos para poder distinguir si eran o no mi progenitor (sí, di muy buena imagen a los veraneantes... pero como no les veía me daba igual) pero cuantas más vueltas daba, más me alejaba de mi padre.

Después de andar y desandar lo andado varias veces, localicé a un hombre con una fisonomía similar a la de mi padre y me acerqué hasta él. Miraba preocupado al horizonte, como intentando buscar a alguien que tendría que estar en el mar y a quien no veía: YO.

Y es que ahí estaba mi padre, mirando las olas y pensando: ¿se la han comido?

Cuando nos reencontramos, me señaló el enorme torreón de la Cruz Roja, y preguntó:
-¿No lo veías? ¿No te has fijado en que estábamos justo delante? ¡Que podíamos verle al socorrista los pelos de la nariz!
-No, no, no, -me defendí- Este torreón no estaba aquí cuando nosotros llegamos, ¿eh? ¡¡Esto lo han puesto después!!

Claro, mi argumento era tan absurdo como carente de fundamento (me enteré después, cuando mi padre me explicó que los torreones estos no se van moviendo por la arena "así como así")

En fin, que como resultado, tengo ahora unas esperpénticas gafas de bucear para que nadie quiera ir conmigo a la playa, digoooo... para no volver a perderme. Y un nuevo mote (¿cariñoso?) que inventó persona-con-la-que-vivo cuando las estrené en la piscina: monstruito...
posted by LauraConChocolate @ 19:19  
31 Comments:
  • At 3 de agosto de 2008, 19:46, Blogger chapete said…

    Lo importante estener una buena referencia...y si no,con encontrar la orilla,es suficiente,no vaya a ser que te vayas al lado contrario buscando tierra firme!!!


    chauuuuuuuuu

     
  • At 3 de agosto de 2008, 20:48, Blogger Juliiiii said…

    ¡¡¡ Esta noche no voy a poder dormir!!! ¡La aterradora imagen de tus gafas de bucear me va a acompañar no sé si el resto de mi existencia! Un aspecto más terrible que el de un tiburón acechándote, jajajajaja.

    Me suelo reír mucho con tus entradas, pero es que parece que con cada nuevo episodio que relatas te superas. Aquí he soltado algunas en lo del regalo, tu forma de decir que eres miope y la injusticia discriminatoria en el reparto genético, por no hablar de la anécdota en sí, jajaja.

    Mira que no encontrar ni la Sirenita ni la torre de vigilancia. Y lo peor es que te imagino con el ceño fruncido y achicando los ojos para tratar de ver menos borroso o más lejos, a punto de desesperarte porque te habías perdido (y a punto de darle un infarto a tu padre, jajaja) y tendrías que volver casi a ciegas, jajaja.

    Pero lo mejor de todo es que has demostrado que el sentido del humor lo tienes plenamente desarrollado, puesto que has demostrado que puedes reírte de ti misma ;-)

    Molts besets, ¡monstruito!, jajajajaja

     
  • At 3 de agosto de 2008, 21:02, Blogger Minipiniwini said…

    Jajajaja!! Joe me rio pero eso tiene que ser una putada!! Y de monstruito nada e!!

    Besitos!!!

     
  • At 3 de agosto de 2008, 21:45, Blogger Nuria said…

    Ayyyy si es que eres màs graciosa...
    Y tu papi, tu inspiración, seguro que tiene mucho que ver en que hayas llegado a ser guionista por mucho que no creyera en esta profesion jaja
    Oye, y las gafas no son tan feas, parece que hasta puedes terminar cogiendoles cariño. Ya veràs.
    Un abrazo Laura

     
  • At 4 de agosto de 2008, 1:38, Blogger acoolgirl said…

    Pero mujer, piensa que esas gafas son por tu bien!! Asi puedes ver el mar, a los chicos guapos... tu toalla de la Sirenita... (no me metere con ella porque yo, hasta hace un año mas o menos, tuve una de Aladdin).

    Un besoteee y a ver si te pasas a verme... que ya te echaba de menos!! :)

     
  • At 4 de agosto de 2008, 9:58, Blogger Nais said…

    jajajajjajaa, tampoco son tan feas, se asimilan mucho a las normales asique todos vamos parecidos reina.
    Y tal vez si que es verdad que los puestos de la cruz roja se mueven.
    jajajajaja.
    Un beso guapa y feliz verano.

     
  • At 4 de agosto de 2008, 10:36, Blogger Martha said…

    Jajajaja! Que gracioso "persona con la que vives"...vaya motecito que te ha buscao! Aunque si, a cariñoso suena un montón!

    Jeje! La verdad es que la historia no tiene desperdicio!

    Si yo hubiera estado en el lugar de tu padre, seguramente hubiera corrido como una loca en busca de la megafonía de la playa para llamarte y encontrarte...a mi es que eso de peder a la gente (y sobre todo en la playa) me angustia un poquillo bastante! :P

     
  • At 4 de agosto de 2008, 11:33, Anonymous susana said…

    Mujer, lo importante es que veas, no sea que la próxima vez te vayas a casa de un señor que no sea tu padre. :) Un beso.

     
  • At 4 de agosto de 2008, 12:13, Blogger Waxiwi said…

    jajajjaja! Hombre son unas gafas tan horribles, piensa que siempre pueden ser peor; rosas o con dibujitos...

    ejem, las torretas de la cruz roja, va a ser que no se mueven, eh! ;)

    Un beso!

     
  • At 4 de agosto de 2008, 14:41, Blogger En el Nucleo said…

    te comprendo perfectamnt,yo tb soy miope,aunk nadie me ha regalado unas gafas graduadas de buceo todavia xD
    un saludo

     
  • At 4 de agosto de 2008, 17:42, Blogger Manzana de caramelo said…

    Jaja, me he partido el culo!! es que a mi me pasa exactamente lo mismo, cada vez que voy a la piscina o a la playa, tambien soy miope... y yo como tu, tomo puntos de referencia para encontrarme luego...yo siempre intentaba buscar una sombrilla de cocacola, que como son visibles a km... claro que yo no conte con el detalle que la cocacola debio regalar 3 sombrillas por cada familia...y sali del agua y me fui a andar...y que lejos esta la sombrilla, como he ido tan lejos... XD hasta que llego mi novio detras diciendome que donde narices iba!!

    La verdad que ser miope, da mucho juego para un blog xD

    Besitos de caramelo...

     
  • At 5 de agosto de 2008, 1:43, Blogger James Joyce said…

    Hola monstruito! Eh... esto... hola Laura! Oye, que te deseo feliz verano, chica, que lo disfrutes!

    Un beso.

     
  • At 5 de agosto de 2008, 8:43, Anonymous El Hidalgo Informático said…

    Paso 1. Matar a persona-con-la-que-vives.

    Paso 2. Tirar las gafas lo más lejos que puedas.

    Paso 3. Demoler la torre de la cruz roja para hacer ver a tu padre que TU llevabas razón. Habrase visto!!

    Paso 4. Ir a darle dos ostias a los niños de la pelota y decirles: es que no sabéis jugar a la pelota sin desplazaros o qué!

    Un beso.

     
  • At 5 de agosto de 2008, 9:07, Blogger FIRmacéutica said…

    No sabes como te entiendo! Es terrible la playa para los miopes. Yo había pensado en unas gafas de sol graduadas, pero la idea de tu padre sin duda es mejor.

    Un besin.

     
  • At 5 de agosto de 2008, 10:08, Blogger carmncitta said…

    yo tengo una amiga con miopía y claro cuando vamos a la playa la que vigila las cosas siempre soy yo jajajajaja.

    Parecerás la hormiga atómica, no? xDDDD

     
  • At 5 de agosto de 2008, 10:08, Blogger carmncitta said…

    lo de la hormiga atómica va con todo el cariño :P

     
  • At 5 de agosto de 2008, 12:05, Anonymous Lupnea said…

    Ayyy, como te entiendo... yo cuando iba a la playa me pasaba lo mismo, no me veía ni un pijo, por eso siempre me metía en el agua con alguien. De las gafas...la verdad es que...mmmm...son asi como...mmmm....aquí hace una calor!! uff!! vaya veranito!! :P

    Un beso

     
  • At 5 de agosto de 2008, 12:22, Blogger Nais said…

    Aunque me vaya de vacaciones te voy a echar mucho de menos.
    Asique actualiza mucho y asi tengo que leer para cuando vuelva de ti.
    Feliz verano amiga.
    Un besazo.

     
  • At 5 de agosto de 2008, 20:09, Blogger Manzana de caramelo said…

    Tengo algo para ti en mi blog!!

    Besitos de caramelo!

     
  • At 6 de agosto de 2008, 0:07, Blogger Nebulina said…

    A mí también me han pasado muchas historias de esas xD yo también soy miope y claro, en la playa no me orientaba bien...
    Un besazo!!

     
  • At 6 de agosto de 2008, 14:05, Blogger Martha said…

    Hola guapaaaa!

    Tienes un regalito esperándote en mi blog! ;)

    Besitos!

     
  • At 6 de agosto de 2008, 23:06, Blogger Evoluciones said…

    ¿Pero te pones gafas de piscina en la playaaa? que poca clase pordiós!! jajaja

    Hace tiempo ya había visto que existian...aqui el menda tb tiene un problema con su cristalino, que no enfoca donde debe la luz...y claro, hace que te fijes más en estas cosas...vaya avances xD

    Sea como sea, sabes cual es la solucion a todo? Lentillas! sisi...desde que lo descubrí...vamos, siempre que salgo de casa...:P

    Saludosss! :P

     
  • At 7 de agosto de 2008, 3:03, Blogger RazónXcorazón said…

    Jajajajaja, las gafas son graciosísimas, es decir, un poco feas.
    Como miope me he sentido totalmente identificada con tu situación, y es q es una sensación horrible esa de no encontrar nunca a la gente con la que ibas.
    Hasta pronto!

     
  • At 7 de agosto de 2008, 22:47, Anonymous Anónimo said…

    Laura, no se si sabrás que la miopía es un defecto o no según como se mire. Los ojos grandes y bonitos son propios de los miopes.
    En realidad la miopía es el tributo que se paga por tanta belleza...y si además tienes mejor gusto que tu padre para elegir y combinar las gafas, asunto resuelto.
    Besos desde F.R.

     
  • At 8 de agosto de 2008, 8:49, Blogger Despojito said…

    jajajaja, a mi me pasó algo parecido una vez, solo que en vez de miope era pequeña y al no encontrar a mi madre me senté en la toalla de una señora que tenía el pelo igualito igualito que mi madre...
    Se ve que me daba igual una señora que otra mientras tuvieran el pelo rizado :D

     
  • At 8 de agosto de 2008, 16:59, Blogger Bego said…

    Laura!! cuanto tiempo sin pasar por aqui...es que he tenido muchos lios varios en mi vida, ya te pondré al día.

    Lo de las gafas...pues como que...jajaja, monstruito me parece demasiado pero la historia es genial como siempre.

    Espero saber pronto algo de ti preciosa.

    Un besazo
    Cool

     
  • At 17 de agosto de 2008, 17:11, Blogger Eris said…

    jajajajajajajaj la verdad es que conozco casos peores! jajajaja un primo mío se bañó con las gafas de vista la noche de san juan, las perdió y lo más sorprendente es que las recuperó a la mañana siguiente :S después de volver del trabajo y todo... alucinante

    y yo pienso como evoluciones, ¿no te has planteado la opción lentillas? a mi me va bien, un botecito de colirio por si se secan mucho con la sal, y listo :D

    nos inventamos un mote para persona-con-la-que-vives? :P

    bessitos!!

     
  • At 18 de agosto de 2008, 17:54, Blogger Blackbear said…

    jejejeje que buena anécdota para contarles a tus nietos jejeje

    Yo se lo que se siente en esos casos porke tmb soy miope, a veces se pasa un poco mal, pero bueno, ya he descubierto que existen gafas de bucear graduadas, las apuntaré en mi lista de items necesarios pa no perderme.

    Bonito Blog! Saludos!!

     
  • At 19 de agosto de 2008, 9:40, Anonymous chupituni said…

    La verdad es que yo también estoy topita! Pero bueno, nada que no pueda solucionar unas lentillas, eso sí, no abras nunca los ojos debajo del agua, mas que nada porque se te pegan las lentillas... ñññññ.

    Besines

     
  • At 19 de agosto de 2008, 17:20, Blogger Missing said…

    Laura por favor, trata de vender esas preciosísimas gafas en Ebay. Las de calle también se pueden usar al salir del agua, e incluso dentro si me apuras (porque aún no se le ha ocurrido a la Obregón que si no...). Y en el caso de que necesites impepinablemente ESAS gafas para entrar al agua pues... en la toalla tampoco se está tan mal noo??
    En fin, que son muy monas, no te avergüences nena jijiji.
    Un besito.

     
  • At 20 de agosto de 2008, 18:54, Anonymous susana said…

    Bueno, Laurita. Ya me dirás cuándo empezamos a repartirnos tu sueldo. :) Un beso

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER