(Tercer) Diario de una joven maniática

martes, 22 de abril de 2008
26. Que todos buscamos alguien que quiera abrazarnos...
Decidido: el peor momento de un día cualquiera en archiconocida-productora-de-televisión son los 10 primeros minutos que paso en el comedor. Da igual el olor a pan recién hecho, el aroma a natillas de chocolate o el desfile de famosos que llevan hasta la mesa sus bandejitas de comida. Da igual que tenga hambre, da igual que la hora de la comida signifique que está más cerca la hora de la salida... todo eso da igual porque yo, los 10 primeros minutos, sufro.

Y es que... las simpáticas camareras (si Sabina las conociera, les haría una canción) me hacen todos los días dos horribles preguntas que me estresan:
1- ¿Qué quieres de primero?
2- ¿Y de segundo qué te pongo, cariño?

Vale, vale, voy a explicar esto: veréis, tengo un problema. ¿He dicho problema? ¡UN PROBLEMÓN! Esto... yo... eeehhhh... no sé distinguir alimentos (¡uf, ya está, ya lo he dicho!)

Todo tiene una explicación, o mejor dicho, una culpable. Resulta que cuando era pequeña sólo comía pollo. A ver, no es que quiera que estos seres desaparezcan del planeta, pero es que cada vez que iba con mi madre a la carnicería y veía a los conejos ahí, estirados, sin piel, y lo que es peor... ¡muertos!, me daba tanta pena que volvía a casa dispuesta a cualquier cosa excepto comer conejo. Por no hablar del pescado, que yo tenía un acuario lleno de peces, ¿¡cómo iba a comerme a sus amiguitos?!

El caso es que mi madre, como buena madre, no iba a consentir que sólo comiera pollo, así que aprovechándose de la dulce inocencia de los niños, me hizo creer que cualquier alimento que ponía delante de mis narices era pollo. Ella lo cortaba en trozos con la excusa de que no sabía usar los cuchillos y yo ya podía ver la espina entera de una trucha en el extremo del plato que preguntaba:
-¿Esto qué es, mami?
Y ella me decía que era pollo y yo me lo comía convencida de que así era.

¿Y qué pasa?
Pues que ahora llego al comedor y tengo que elegir entre un montón de platos que veo a través de un cristal, al tiempo que cojo la bandeja, cubiertos, servilletas, vasos, bebida, y... ¡¡¡no sé distinguir qué cosa es qué!!!

Al principio, pensaba para mis adentros: "jo, qué raro, todos los días hay 8 variedades de pollo para comer". Hasta que un día, señalé un plato y pregunté:
-¿Esto es pollo o ternera?
Me miraron muy raro, mucho, y dijeron: esto es... merluza.
-Ahhhhh, dije yo. Y memoricé su fisonomía.

Así que nada, poco a poco y con la gran ayuda de mis compañeros, estoy empezando a conocer un montón de carnes y pescados diferentes. Y cuando apruebe el tema animales, aprenderé a distinguir verduras, porque para mí todo es lechuga y resulta que no, que anda que no llevan hierbas las ensaladas. Una vez supere este tema, empezaré con las frutas, porque yo no me voy de archiconocida-productora-de-televisión sin saber la diferencia entre un caqui, una granada y un ciruelo.
posted by LauraConChocolate @ 19:30  
28 Comments:
  • At 22 de abril de 2008, 19:40, Blogger Juliiiii said…

    ... Y lo peor es que no exageras nada, jajajaja. Claro, no te vale con extender un dedo y pensar mentalmente: "este pollo naranja", porque ya hay algo dentro de ti (o fuera, tus compañeros...) que te dice que no hay 8 clases de pollo en el comedor de tu Archiconocida Productora.

    Eso sí, está muy feo responsabilizar a tu madre como has hecho, la culpas hay que procurar interiorizarlas: ¿tu madre te habría mentido si no fueras tan terca en tus maniáticos rechazos de ciertos alimentos...

    Un saludo al pollo, de paso, que por tu culpa ha visto diezmada su población, jajajaja.

    Molts besets!!!!!!

     
  • At 22 de abril de 2008, 21:56, Blogger El Perro Mistetas said…

    "Ay, nena, nena, que al final sí que te habrá ido bien salir de casa"... :DDDDDD

     
  • At 22 de abril de 2008, 22:23, Blogger Sebas said…

    REcuerdo que una vez mi hermano invitó a un amigo suyo de unos 12 años a comer, y mi madre (como todas la madres sus hijos les llevan hijos agenos a comer) preparó macarrones, y de segundo pechugas de POLLO. Cuando se las puso mi madre en el plato el niño las miró con cara rara y dijo: ?¿SOn pechugas verdad? ¿Y eso se come con cuchillo y tenedor? ¿no?

    ? emmm, pues si...

    Y va el niño con sus doce añazos que casi tenía ya bigote y nos dice:

    Es que estoy empezando a usar los cubiertos y de momento solo se usar el tenedor, y un poco la cuchara... ¿Me podríais partir las pechugas?

    ?

    em... SI, claro...
    Y mi madre allí partiendole las pechugas al niño... Mientras mi hermano y yo nos partiamos, pero de risa...


    Saludos.

     
  • At 22 de abril de 2008, 23:09, Blogger carmncitta said…

    no los distinguirás pero tu madre consiguió que comieras equilibrado xDDDDD

     
  • At 23 de abril de 2008, 9:53, Anonymous susana said…

    Nunca es tarde para aprender. xD Cuando te pregunten qué quieres, si puedes señálalo con el dedo y dí "eso". Es el truco que uso yo cuando no sé lo que es. Un beso.

     
  • At 23 de abril de 2008, 12:06, Anonymous menganita said…

    Yo tampoco sé distinguir nada... Por eso me traigo el tupper :( ¿No os ponen el menú en la puerta? Así te haces una idea... Luego simplemente dices algo y ya está.

     
  • At 23 de abril de 2008, 12:12, Blogger Mariano Zurdo said…

    Juas, juas, me troncho como un pollo descabezado...
    ¿Y la sopa que te daban qué era? ¿Sopa de pollo? XDDD
    Eres la repera (perdón, el repollo).

    Besitos/azos.

     
  • At 23 de abril de 2008, 13:47, Blogger Merx said…

    Eso nos ha pasado y nos sigue pasando a más de una :-pp

    Yo que soy especialita para comer, todo lo que preguntaba me decia mi madre, es carne!... a mi me daba igual el tipo de carne...
    Aún, hoy en día sigo preguntando a los que me conocen, eso me gusta?, pq no se si lo comí antes por su nombre o por carne :-pp

    Saludos.-

     
  • At 23 de abril de 2008, 14:46, Blogger MidnightSong said…

    XD

    Pues igual lo que primero deberías distinguir son los cubiertos, no vaya a ser que te saques un ojo sin querer con un cuchillo o tenedor ... jajajajaja

    Besotes.

     
  • At 23 de abril de 2008, 15:19, Blogger Musi said…

    llega un momento en que ya no necesitas distinguir entre una cosa y otra, dices "quiero esto y esto" según lo señalas jajaja

    un beso!!!

     
  • At 23 de abril de 2008, 15:48, Anonymous mandawebos said…

    Curiosa manera la de tu madre para hacerte comer. Me pongo en tu situación y deber ser jodido a estas alturas empezar a memorizar tipos de alimentos, asique suerte!
    :)

     
  • At 23 de abril de 2008, 15:55, Blogger Lady Palomitas said…

    A mi me pasa algo similar, sólo que no tan radical...

    no sé distinguir una carne de otra, todas me saben igual; si me dicen que me van a cocinar cordero no tiene gran significado, salvo que van a cocinar para mi y eso siempre es gratificante.

    I.

     
  • At 23 de abril de 2008, 21:26, Blogger acoolgirl said…

    TU no lo pienses... cierras los ojos y señalas con el dedo, luego piensas que todo es pollo y listo!!! Jajajajaa!!!

    Pero cuantas cosas te esta dando la archiconocida-productora de television, eh??? Vas a estar agradecida forever and ever!!! xDDD

    Besitosss

     
  • At 23 de abril de 2008, 22:53, Anonymous Sub said…

    hay q ver lo q tienen q hacer las madres para que coman sus hijos eh? jaja

     
  • At 24 de abril de 2008, 0:24, Blogger Manenes said…

    Tú tranquila y sin empacharte, poco a poco se aprende todo... y si vas saboreando sin prisa, casi que mejor.

    B7s

     
  • At 24 de abril de 2008, 11:29, Blogger alvear07 said…

    estoy con musi. yo elegiria lo que mejor pinta tuviese sin decir el nombre. la comida entra por los ojos en primer lugar, no por la boca...jejeje

    Un beso!

     
  • At 24 de abril de 2008, 13:46, Blogger CaprichosaMafalda said…

    eo!!!

    que tal?!

    JAJAJAJA lo primero te expreso mi carcajada! porque... me ha encantado!! jajaja me he reído mucho!!! pero mucho mucho!!! ha entrado mi suegra... y me ga dicho: que bien te lo pasas!!
    Y yo: no veas!! jajaja

    Pues... nada... tu a lo tuyo... pide el "pollo" que mejor te entre por los ojos y andando pa la mesa con tu bandejita y detrás de los famosos!!

    Cuando empieza el curso de los pesacaos?? Quedan plazas? Cuantas horas son? este... me interesa realmente! sabes si lo hacen a distancia? jeje

    Petunicus

     
  • At 24 de abril de 2008, 16:41, Blogger Terremoto X said…

    Jajajaja mmmmmmmmmmmmmmm pues sabes q me pasa lo mismo con los colores???? y trabajo en un sitio donde ai q saber diferenciarlos.... y cuando me dicen... a ver ese color crema.. me kedo :OOOOO ¿?¿?¿?¿? ... me tengo cojido el truco y le digo a mi compi... "jaimito!" es este el crema?? y le señalo... el verde.. jajajaja logo lo disimulo, es q si uno es daltonico es daltonico leñes... pero no, no soy daltonico, pero soy de las pocas personas de la tierra q no se aprendieron los colores... ains, un besote laura!!!

     
  • At 24 de abril de 2008, 17:42, Blogger Luchete said…

    Sí bueno... a priori puede resultar un problema... pero no es más que una dificultad superable reina. Puedes señalar con el dedo, simple y llanamente... se supera, ni más ni menos, auqneu he conocido a alguien con tu mismo caso, por eso te entiendo.

    Un saludo, un placer pasarse por aquí.

     
  • At 24 de abril de 2008, 19:28, Blogger Rake said…

    jaja! Yo soy fan del pollo! Lo malo es que a mi madre no me colaba cualquier cosa para que me lo comiera, y ahora sigo sin hacerlo!
    Esto en seguida lo tienes superado! :)
    besillos^^

     
  • At 25 de abril de 2008, 11:43, Blogger Anonima said…

    Me ha encantado tu blog
    voy a ponerlo en favoritos en el ordenador,para visitarte con frecuencia.
    La tecnica de "todo lo k comes es pollo" parece ser k sirve para k los niños coman bien :D aunk luego te juegue malas pasadas
    un saludito

     
  • At 25 de abril de 2008, 11:48, Anonymous alotmo said…

    Jajajajajajaja!!! Me ha encantado este post. El mismísmo Gila podría representarlo si no estuviera tieso! O Faemino y Cansado, por lo surrealista, jajajaja.
    Eres genial.
    Bsitos

     
  • At 27 de abril de 2008, 16:04, Blogger James Joyce said…

    Yo comía todos los días arroz, pero es que verdaderamente era arroz! Menos mal que sólo fue una temporadita, que si no a estas alturas parecería chino.

    Besos!

     
  • At 29 de abril de 2008, 16:56, Blogger Nais said…

    jajajajaja para mi tambien era todo pollo cuando era pequeña.
    jajajajaja, lo bueno es que no lo distingas de mayor, y me pregunto yo ¿como te las apañas para hacer la compra del mes tu y tu chico? ¿comeis siempre pollo?
    jajajajaja.
    Besos guapa.

     
  • At 30 de abril de 2008, 13:36, Blogger florci said…

    jajjjajjjaajajjaa ¿esto es pollo o ternera? MERLUZA!! jjajjajajaj yo esque de pequeña como no me fiaba de mi madre le preguntaba al carnicero, al charcutero..etc etc y me lo aprendí todo y asi cuando algo no me gustaba se lo decía a mi madre...(Dios sabe que tiene la paciencia de una santa)
    Si te soy sincera, no fui capaz de comer un plato de paella sola hasta los 11 años.....era incapaz!!
    besos!!

     
  • At 30 de abril de 2008, 23:07, Blogger Minipiniwini said…

    jajajajjaa!!! yo conozco a uno que solo comia macarrones, pero él distinguia muy bien cuando eran macarrones y cuando no, así se paso toda la infancia sin comer nada mas!!! jajaja!!

    besitos wapaa!

     
  • At 1 de mayo de 2008, 19:58, Blogger Sarita said…

    Buenas! Me presento, soy Sara ^^
    Te encontré hace nada dandole a "siguiente blog" y he de decirte que...Me has enganchado como a tantos otros (me dispongo a leer "Diario de una joven maniática II").
    Gracias a ti, me he animado a hacer mío un trocito de la blogsfera.
    Seguiré por estos lares visitándote de vez en cuando ;)
    Un besazo enorme chocoadicta!

    PD. Buenísima la entrada, para no variar, jajaja por lo menos con la historia del pollo tu madre te metía de todo porq yo me se de una q todo lo q comía lo vomitaba, sin excepción, hasta los diminutos petitsuise!

     
  • At 4 de mayo de 2008, 16:17, Blogger Eris said…

    no me meteré contigo ni me extraré.. yo no distingo sabores, mis papilas gustativas están de adorno, solo distingo texturas.. por eso no me gusta el pulpo. por la textura :P jajajaj

    bessitos

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER