(Tercer) Diario de una joven maniática

domingo, 18 de mayo de 2008
29. Te vi bailar bajo la lluvia... te limpió el corazón de arena.
Y llegó el Gran Día...

-Ave Cesar, dijo mi padre cuando entró por la puerta.
-Las que van a morir te saludan, contesté yo.
-¿Por qué vas de negro?, preguntó él.
-Porque estoy de luto, añadí yo.

Y salimos de casa camino al... DENTISTA.


En el ascensor, abrí la boca y me arrimé al espejo:
-Papá, papá, papá, ¡¡¡que seguro que esto son carieeeees!!!
-Laura... te van a mirar ahora la boca unos expertos, ¿qué haces, hija, qué haces?


Y entramos los tres en la consulta: mi padre, mi acojone, y yo.

Tomó la palabra mi padre:
-Lleva desde los 15 años sin ir al dentista...
(todos los dentistas empezaron a frotarse las manos y a dibujarse euros en sus ojos. Uno pensaba "mmmm, piscinaaaa", el otro "mmmmm, apartamento en la playa", otro, "mmmmm, viaje a New York")

Después habló el acojone:
-Así que le vais a encontrar de todo.

Y por último yo:
-Ehhh... a mí no me duele la boca, ¿eh?

Entramos en la sala de chismes raros y mi padre se sentó en la silla del espectador, mientras acojone y yo nos tumbábamos en el sillón.

Lo primero, fue hacerme unas radiografías, que tuvieron que repetir 4 veces, no exagero.

-Laura, no tiembles, que salen las radiografías movidas, dijo mi padre.
-Vaaaa... vaaaaa... vaaaaaa...leeeeeeee, balbuceé yo.

Pasada la primera prueba, llegó la segunda: análisis exhaustivo y detallado de mis dientes.

La dentista retransmitía en directo:
-B1, B2, bien.

Aquí descubrí una cosa. Mis dientes tienen código. ¡Claro! Es que es lógico, ¿os imagináis que no lo tuvieran? "Ehhh... sí, este que está más cerca de la garganta... los otros que está debajo de los labios..." Pues no, no es plan. Y tampoco se les puede llamar por su nombre porque se tarda mucho en pronunciar cada uno y la gente de la sala de espera se queja de que no le cojan a su hora.

Vamos, que mi dentista es muy lista y les ha puesto una breve identificación.
-B3, B4, B5, B6, bien.

Mi padre, desde la silla del espectador, flipaba. Yo podía leer su mente.

Mente de mi padre: ¿Que esta niña lleva casi diez años sin ir al dentista y no tiene nada? Ché, ché, ché*.

*Ché, dos puntos: onomatopeya valenciana. Mi padre le da múltiples usos:
-Papá, voy a salir esta noche.
-Ché...
(uso negativo: eso me pone triste)

-Papá, ¡he aprobado el examen!
-Ché, ché
(uso positivo: eso me pone feliz)

-Papá, dame dinero.
-Chééé
(uso a medias: peor sería que me dijera que sale esta noche, aunque mejor sería que me dijera que ha aprobado el examen)

Es más o menos así.

Sigamos:

Mi boca estaba perfecta. Entonces la dentista alabó mis hábitos higiénico-bucales y alimenticios, toma-ya-qué-pasa. Seguro que pensó que si todos sus pacientes fuesen como yo no podría comprarse un adosado, pero esto no lo dijo.

Después llegó la parte estética: la limpieza-abrillantado de dientes.
Me metieron unos cuantos chismes en la boca, uno aspiraba la saliva pero yo seguía teniendo que tragar, así que no sé muy bien su utilidad, otro iba quitando la roña (poca, ¿eh?) acumulada durante años, otro tiraba aire, cosa que en verano hubiera estado estupendamente, y otro me pintaba los dientes de rosa. Menos mal que no se me quedaron así...

Posteriormente, llegó el momento "algo tenía que tener". La dentista me estuvo explicando que por las noches aprieto los dientes porque canalizo todos mis nervios y tensiones del día ahí. Fíjate tú. Eh, y esto lo supo viendo mis muelas, que no le ha hecho falta dormir conmigo para averiguarlo. Increíble. Así que es conveniente ponerme una especie de funda en la boca para dormir... ¡¡¡¡!!!! ¡Voy a estar guapísima! A mí que por la noche me da miedo ir al baño por si se me aparece alguien (Cayetano, el de El Internado, o Rudy, de Dexter, o cualquier personaje muerto de cualquier serie que vea) y ¡ahora de quien voy a tener miedo es de mí misma!

Así que nada, tendré que volver a que me tomen las medidas de mi perfecta dentadura, y que de paso, si no les viene mal, vuelvan a alabar mis hábitos higiénico-bucales que eso siempre hace ilusión.

Y ya por último, llegó el momento de la extracción... la extracción de billetes de la cartera de mi papi. Jijijiji. (Gracias, papis, me mimáis mucho :)

P.D- Cuando le dije a mi padre que después de mucho meditarlo, persona-con-la-que-vivo y yo íbamos a aumentar la familia, me contestó que no estaba preparado para ser estudiante y abuelo al mismo tiempo.

Pero nos referíamos a esto:


¿No son adorables?

posted by LauraConChocolate @ 16:49  
33 Comments:
  • At 18 de mayo de 2008, 18:29, Blogger Juliiiii said…

    Jajajajajaj, genial todo.

    ¡Dentistas! ¡Qué profesionales de la limpieza! (de carteras, más que dientes, jajajajaja). Me has recordado lo mucho que ha pasado desde mi última visita al dentista...

    Por cierto, ¿te has quitado de encima al acojone? Y el código de tus dientes, ¿no era que estaba jugando al ajedrez con alguien vía teléfono y estaba retransmitiéndole su jugada?

    En fin, que enhorabuena por esa boca tan cuidada, no temas por los muertos de la tele y qué monos los jerbos, oinssssssssss :)

    Molts besets!!!

     
  • At 18 de mayo de 2008, 20:24, Blogger Manenes said…

    Laura, bienvenida al mundo del bruxismo (sí, sí, esa es la palabra que define al maravilloso arte de apretar los dientes cuando duermes).

    Yo también me hice una 'férula de descarga' (sí, sí, se llama así a la fundita que te van a hacer). Tranquila, es transparente. Lástima que me transmitiera la inquietante sensación de ser mi primera dentadura postiza, jajajaja, y más lástima que me durara poquísimo porque mi querido perro quiso probarla y acabó comiéndosela, jeje, cosas que pasan en la vida.

    Te felicito por tu buena salud dental, no sabes la de pasta, tiempo y acojones que te ahorras.

    B7s

     
  • At 18 de mayo de 2008, 20:38, Anonymous Anónimo said…

    Que risa Laura, buenísimo este posted, me imagino a tu padre en 1ª fila a la espera de malas noticias y tu viendo como le iba cambiando la cara (ja, ja,), seguro que respiró al final y hasta celebro tu excelente boca. Eso que te pasa se llama Bruxismo, consiste en hacer demasiada presión con los dientes sobre todo durmiendo, o, rechinar, es un acto incosciente, es conveniente poner una funda para no provocar desgaste de dientes; a veces es el causante de otras dolencias: dolor de cabeza, de cuello, insomnio etc. Te irá muy bien. Vaya rollo te he soltado eh?
    Felicidades por esa estupendisima boca tan sana que tienes.
    Por lo menos ya no tendrás miedo al dentista.
    Los jerbos son monísimos.
    Hace años yo tenía y llegaron a ser un problema, no dejaban de criar. Un abrazo wapa

     
  • At 18 de mayo de 2008, 20:58, Blogger El Perro Mistetas said…

    Jorl, te van a colocar una férula??? Bienvenida al club, amiguita.

    Mira a ver si tendrá que ver con ese trabajo, eh? que ya es coincidencia que seamos tantos bruxistas... ;)

    Guionismo & Bruxismo de la mano van!!

     
  • At 18 de mayo de 2008, 21:14, Blogger Rake said…

    Vamos que te ponen la funda esa porque algo te tenian que sacar, no?? jaja!!
    Que guay q alaben tu dentadura, a mi me recomiendan siempre que deje el dulce de una vez...pero vamos que yo no hago caso! xDD

    PD: Son moniiiiisimos!!! :D

     
  • At 18 de mayo de 2008, 21:47, Blogger acoolgirl said…

    Ooohhhh que monos!!! Ah no... que son ratoncillos!!! (es malo, lo se) Jajajaa!!!

    Uysss... pues que no se enteren los de la asociacion odontologica española, pero yo tambien hace mogollon que no voy al dentista... que son unos careros!!! xDD

    Pues, con lo que te cuidas los dientes y la super funda que te van a poner... vas a ser la sonrisa mas bonita de la blogoesfera!!! :D

    Un besazooo

     
  • At 18 de mayo de 2008, 22:49, Anonymous Maki said…

    Que monada los ratoncillos!
    Ay, tu padre siempre tan genial (a ver si se le va quitando ya la pelusilla, que hoy hablaste mas de el que de persona-con-la-que-vives)
    Los dentistas dan miedo
    y sus sillas mas, es tipica silla de pelicula Saw, acojonante.

    Ves Dexter? Diox, a que es genial? PEEEROOOOO, Rudy no deberia estar muerto, Deb es a quien tendrían que haber matado...siento una extraña debilidad por los malos...pero...es que...son tan adorableees!

    muak!

     
  • At 18 de mayo de 2008, 23:59, Blogger alvear07 said…

    jeje era un momento muy esperado por tu padre eh? tu padre tuvo que estar orgulloso de ti! son hamsters? en el último cumple de una amiga le compramos unos amigos y yo uno y me lo tuve que quedar un dia en mi casa! son adorables e incluso estuve apunto de comprarme uno...pero yo quiero un perro!!

    Un beso!

     
  • At 19 de mayo de 2008, 10:50, Blogger Nuria said…

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

     
  • At 19 de mayo de 2008, 11:01, Blogger Nais said…

    Joer que estupendo que tuvieras la boca tan sana. Yo tambien tengo pendiente la visita con el dentista pero como tu tambien me da miedo.
    Yo queria hacerme eso de limpiar bien los dientes para blanquearlos, te ha ido bien a ti?
    Como siempre fenomenal. Un besazo.
    Tus ratoncitos una monada.

     
  • At 19 de mayo de 2008, 11:22, Anonymous susana said…

    Qué monada de ratoncitos. Qué envidia me das. Sobre la funda de la boca, por lo que yo sé te va a costar cara y pronto te cansarás de usarla y la dejarás a un lado. Pero no le vas a dar el disgusto a tu padre de no hacertela. xD. Un beso.

     
  • At 19 de mayo de 2008, 14:19, Blogger Lucía said…

    Vaya susto le pegaste a tu padre,jeje.

    Persevera con la fundita, que seguro que es un coñazo ponértela pero dientes sólo tenemos un recambio y si los gastas mucho tendrás problemas de sensibilización al final.

    Saludos

     
  • At 19 de mayo de 2008, 15:23, Blogger carmncitta said…

    ooohhhhhhhh qué bonitos, jajjaajaja

    Mi prima también aprieta los dientes (bruxismo se llama, no?) y se tiene que poner esa cosa pa' dormir jaja.

    muaaaaaks

     
  • At 19 de mayo de 2008, 16:30, Blogger Anonima said…

    jijiji
    muy buen post.
    Tienes razon,las visitas al dentista son siempre interesantes, sobre todo,cuando tu salud bucodental es maxima y al susodixo se le cambia la cara a tristeza por no poder sacarte mas los cuartos..en fin.
    un saludo

     
  • At 20 de mayo de 2008, 13:03, OpenID ipodgirl said…

    Al final no ha sido para tanto, no? Ahora cuando te levantes por las noches sólo tienes que acordarte de no abrir la boca, para no llevarte sustos :P
    Me alegro de que tengas la boca perfecta y no te hayan tenido que hacer ninguna perrería ;)
    Besotes para ti y para los bichillos de la foto! jejeje

     
  • At 20 de mayo de 2008, 15:55, Anonymous mandawebos said…

    Los dentistas no son tan malos como parecen.
    El truco es cepillarse después de cada comida y enjuagarse con elixir una vez al día. Es la clave para ahorrarse dolores, flojera y unos leurillos
    :-P

     
  • At 20 de mayo de 2008, 22:08, Anonymous Sub said…

    el primer paso son los ratoncitos... jiji el segundo ya veremos...
    Enhorabuena por esa súper visita al dentista!
    Un besazo

     
  • At 21 de mayo de 2008, 11:19, Blogger Tan leve... said…

    "Mi boca estaba perfecta. Entonces la dentista alabó mis hábitos higiénico-bucales y alimenticios, toma-ya-qué-pasa.
    (...)
    y que de paso, si no les viene mal, vuelvan a alabar mis hábitos higiénico-bucales que eso siempre hace ilusión."



    ¡¡GENIAL!! ^_^ Como siempre. Contigo nadie se aburre, eh! :D

     
  • At 21 de mayo de 2008, 18:50, Blogger Catherine Earnshaw said…

    ¡Hola! Vaya, veo que no soy la única que teme a los dentistas, empezaba a pensar que sí.

    (10 años antes)

    ¿Y tú, Carla? ¿A qué tienes miedo?
    C: A las arañas, a los bichos, al coco que hay debajo de mi cama y a ese señor de bata blanca que tiene una sierra pequeña.
    Profesor: ¿House?
    C: (No hombre no) El dentista

    :P

    Felicidades. Y se feliz :D xD

     
  • At 22 de mayo de 2008, 9:49, Blogger Nuria said…

    Hola de nuevo Laura,
    te comento por encima lo que quería proponerte.
    Hago entrevistas y las publico en un blog. En cuanto me mandes el email, o si prefieres puedes dejarme tu dirección email y te mando directamente la propuesta, así te facilito la dirección del blog en el que las publico (solo de los que lo deseen). ¿Te parece interesante?
    A mi me pareces muy divertida y me gustaría tener una entrevista contigo.
    Un abrazo

     
  • At 22 de mayo de 2008, 12:24, Blogger Eris said…

    ohhhhhhhhhhhhhh son moniiiiiiisimos :D yo quiero uno pero con el desorden que hay en mi casa como para que se escape uno.. se muere antes de que lo encontremos :S

    y me alegro de que le hayas perdido la fobia a los dentistas.. son como los de la agencia tributaria, están para ayudarte (jaaaaaaaaaaaaaaaaaaajaja)

    bessitos ;)

     
  • At 22 de mayo de 2008, 21:52, Blogger Evoluciones said…

    Rudy de Dexter es muy maaaalo! xD Pero no sé yo si me daría más miedo una aparición de Rudy o del propio Dexter...xD

    En fin, que suerte que tu boca estuviera bien...oleole por esos hábitos!

    Y eso, que son adorables...para esto:

    HFM!

    Jaja, si has visto el link...creo que me acabarás de añadir a tu lista de "gentealaquenodejarlemismascotasenvacaciones" xD

     
  • At 22 de mayo de 2008, 22:23, Anonymous canijah said…

    me encantó tu blog, me llamo laura y mi primer gran amor lo llamaban choco, me trajo muchos recuerdos! jaja

     
  • At 24 de mayo de 2008, 16:18, Blogger Sarita said…

    Morituri te salutant jajaja

    Qué resalado tu padre, a ver si se le quita esa pelusilla con esta entrada tuya!

    Por cierto, me encanta tu ampliación familiar, ¿has pensado que nombre poner a los pequeñines?

    Un besazo!

     
  • At 25 de mayo de 2008, 13:47, Blogger Sebas said…

    jajaja mi padre no fue al dentista enn 39 años, y cuando por fin fue le dijo que tenía la boca estupenda le hizo una limpieza y procedió a la estracción... de billetes, claro. Al salir decía mi padre: Y luego dicen que una vez al año al dentista, yo en 39 años y ni una carie... Ala! Ahora otros 39 años sin ir que con lo que me ha cobrado....


    Saludos.

     
  • At 25 de mayo de 2008, 20:51, Blogger Mescalino said…

    Jejejeje Lo que me ha matao ha sido la "Silla del espectador" en el dentista. ¡Es verdad! en todas las consultas hay una para el que va de acompañante. Por otro lado las sesiones de limpieza bucal son curiosas por el ruido que hace el aparatejo ese, si lo oyes desde la sala de espera acojona vivo, te crees que están taladrando algo.


    Un besaazo!

     
  • At 27 de mayo de 2008, 10:35, Anonymous alotmo said…

    Me has recordado que tengo que ir al dentista, aunque a mi no me da miedo ni tengo la boca tan perfecta como tú.

    Marditos roedores!!!!

    Bsitos

     
  • At 27 de mayo de 2008, 18:20, Blogger "La fille mal gardée" said…

    ¡Qué monada! Estoy deseando conocerles en persona, jeje.
    Y sobre el dentista..., yo también estuve hace dos semanas y todo marchaba bien excepto porque me ordenaron extraerme las 4 muelas del juicio por no tener capacidad. Justo por "capacidad"; y yo viviendo en un piso de 54m2. Ya veo que no todos tenemos los mismos derechos:p. Pues eso, tengo que extraerme al menos 2 de ellos, y además estoy pensando en coger las riendas otra vez y comenzar un nuevo tratamiento de ortodoncia (de pensarlo me cago toa):(

    Eris (repito que soy la cubana)

     
  • At 28 de mayo de 2008, 15:25, Blogger Missing said…

    Pues no Laura, lo siento, no son adorables. Son más bien... a ver cómo te lo explico...
    Si yo me encuentro uno de esos "adorables" bichitos en, pongamos, la cocina de mi casa, sería motivo suficiente para abandonar en ella todas mis pertenencias, exigir la devolución de la última mensualidad del alquiler e irme a dormir a cualquier sitio previo examen exhaustivo de que no hay vida en él más allá de la mía.
    Claro que así enjaulados podría tolerarlos... o no, quizá no...

    Por cierto, enhorabuena por tu exquisita higiene bucodental xD, y por la funda ni te preocupes, vas a estar monísima, y quizá gracias a ella persona-con-la-que-vives decida dejarte más hueco en los armarios y apartamento en general. Eso sí, si decide mudarse que siga pagando su mitad del alquiler eh??

    Beso!

     
  • At 30 de mayo de 2008, 20:15, Blogger Minipiniwini said…

    que bonitooos!!!!! me encantan los animalillos jejej! a todo esto, me has recordado que yo tambien tengo una cita pendiente con el dentista... que horror!!!

    besitos lauri!

     
  • At 2 de junio de 2008, 10:44, Blogger Nais said…

    Vamos Laura que se te echa de menos, vuelve a actualizar.
    Que te tiene tan liada? productora?
    Besos.

     
  • At 2 de junio de 2008, 18:21, Blogger carmncitta said…

    hola wapi, he buscado un mail por ahí por tu perfil pero no veo ninguno, así que porfiplease si tienes un segundo enviame un mail al correo de mi perfil que te tengo que preguntar/contar una cosaaaaaaa que me está 'matando'!!!!!!!!!

    muaaaaaaaks

     
  • At 3 de junio de 2008, 17:23, Blogger Nais said…

    ¿Donde te metes?
    No nos abandones tanto tiempo que se te echa en falta.

     
Publicar un comentario
<< Home
 
¿Qué puedes hacer cuando eres una maniática crónica y tu vida da un giro de 180º? ¿Volverte loca? Bah, ya lo estaba de antes. ¿Darte cabezazos contra la pared? No, estropearía mi rubia melena. ¿¿¿Entonces??? ¡CAMBIAR TAMBIÉN DE BLOG! :)
Me he traído a las niñas :)

Name: LauraConChocolate
Home: Spain
About Me:
Ver mi perfil
Anteriores pedacitos de choco (¡sin caducar!)
Todos estos meses he comido chocolate aquí
Mis trocitos de chocolate
Powered by

Free Blogger Templates

BLOGGER